viernes, 28 de febrero de 2014

Votar por Angélica Lozano, Cámara por Bogotá. Alianza Verde #110



Conocí a Angélica Lozano en el Congreso. Ella nos ayudaba a entrar a las sesiones sobre el proyecto de ley de parejas del mismo sexo cuando trabajaba con el senador Navarro. Hoy quiero que la ayudemos a llegar al Congreso para defender nuestros derechos y lleve al Congreso nuestra causa.

9/10/06
18:02 Angelica: entonces....
18:06 Yo: bien
18:07 nos vemos mañana
 Angelica: si señor
 Yo: en el congreso
  estamos en el quinto punto del orden

Nuestras conversaciones siempre han sido políticas. Desde chistes hasta análisis serios. Recientemente se han vuelto más jurídicas, desde que cada vez más la política vive en la cárcel del derecho. Angélica escucha, cosa rara en un político.

Conozco a Angélica en varias facetas. De activista, de administradora pública y de política. Como activista Angélica es valiente. Como administradora es diligente. Como política hace las preguntas correctas.

Mi admiración por ella realmente se consolidó cuando ella era Alcaldesa de Chapinero. Por cosas de la vida, por esos años vivía en Chapinero y simultáneamente trabajaba en una investigación sobre seguridad y convivencia local en Dejusticia. Angélica conocía la seguridad de la localidad como la palma de su mano. Nunca me negó un minuto para hablar de mi investigación y me mostró la localidad como si fuera su casa, nuestra casa. De hecho, fue cuando era Alcaldesa que se inició el proyecto del Centro Comunitario LGBT y los inicios de la política pública LGBT con Lucho Garzón.

Cuando Angélica salió de la Alcaldía siempre me la encontraba en cuanta marcha por los derechos LGBT, de las mujeres, contra el Procurador y en general contra la injusticia. Con pasión y fuerza la he visto en la calle. En los últimos días la he visto pidiendo el voto (voto a voto), algo tan difícil pero al mismo tiempo tan necesario para la democracia.

Como concejala sentía que ella transmitía mi voz. De cientos de anécdotas personales me gustaría compartir una más reciente. El día que anularon el primer matrimonio de parejas del mismo sexo el año pasado, Angélica me llamó al celular:

“-¿Marica, qué pasó?
- ¿de qué me hablas?
- Anularon el primer matrimonio. El procurador ganó la tutela.
- Tenemos que buscar a la pareja”.

Por cosas de la vida no encontrábamos a la pareja. Como eran vendedores ambulantes me fui a buscarlos en el centro sin muchas señales. Mientras mi colega Manuel Páez iba al juzgado a buscar la sentencia, Angélica nos dijo: “yo los acompaño”. Aquella tarde gris, después de correr sin mucho éxito nos encontramos los tres con caras frente a los juzgados de Nemqueteba, en la Avenida Jiménez con séptima. Leímos la sentencia.  Manuel y yo no salíamos del asombro de la sentencia. Angélica enfrentó a unos periodistas que aparecieron. Era un momento de derrota. Ella con la frente en alto tuvo mejores palabras que los abogados.

Voy a votar por Angélica, no porque sea mi amiga ni porque pensemos parecido. De hecho tenemos diferencias respetuosas. Voy a votar por Angélica para la Cámara por Bogotá porque conoce Bogotá como su casa, porque tiene pasión por nuestros derechos y lo más importante porque su voz es necesaria en momentos de crisis y lucha.

Los políticos son unas raras especies del mundo social. La mayoría son despreciables. Pero  cuando son buenos y honestos como Angélica su voz es clara y necesaria. De hecho, los políticos tienen habilidades de la cual los activistas y los abogados carecemos.

Las y los invito a votar por Angélica porque estoy seguro que es la mujer correcta que necesitamos en el Congreso para hacer la paz y para lograr la igualdad. Les pido con humildad su voto por ella (Cámara por Bogotá, Alianza Verde número 110). Pedir un voto es una tarea difícil, algo molesta, pero necesaria. Sin votos tampoco son posibles los derechos.


Posdata senatorial: para el Senado hay dos excelentes candidatos.  Valientes y brillantes por quienes tengo gran admiración, en particular, por su lucha contra la parapolítica desde orillas distintas pero complementarias. Me refiero a Claudia López, Alianza Verde número 10 e Iván Cepeda, Polo Democrático número 10. Quiero que ambos lleguen al Senado. Los dos han sido líderes fundamentales para lograr separar a los asesinos del gobierno. Los quiero ver a ambos haciéndole oposición a Álvaro Uribe.


jueves, 23 de enero de 2014

#Revocatoria suspende #Destitución Sentencia caso @petrogustavo en 30 tweets



30 tweets que resumen decisión de Tribunal Administrativo de Cundinamarca que suspende destitución del alcalde de Bogotá. Ver sentencia completa aquí. 

1.Tribunal NO decidió sobre competencia del #Procurador para destituir, se ajustó a caso concreto

2. Protegió derecho al control político y a "revocar el mandato de los elegidos" Art. 40(4)        

3. #Revocatoria es un derecho fundamental "revocar el mandato de los elegidos" Art. 40(4)        

4. #Procurador sólo puede sancionar por conductas taxativamente señalada den Código Disciplinario        
5. Existe una tensión entre #revocatoria y control disciplinario        

6.Cuando sanción disciplinaria impide consulta popular se viola derecho a #revocatoria        

7. "Al control disciplinario no le es dable suplantar al elector" (p.18)        

8. #Procurador desnaturaliza función disciplinaria por realizar juicios de política pública        

9. #Destitución "limita el goce efectivo del derecho fundamental de los electores"       

10. "Ya se ha fijado fecha para la consulta popular" (p.20)          

11. "Destitución del funcionario, le impide a los lectores su derecho al control político"        

12. "Según el plan de gobierno se preveía un cambio en el manejo de basuras en la ciudad"        

13. #Procurador no puede "crear, establecer, determinar las faltas gravísimas"        

14. 1er cargo es de naturaleza contractual y propio de política pública        

15. 2do cargo va contra las facultades del alcalde de acuerdo a su programa de gobierno        

16. 3er cargo desconoce que se tomó medida para evitar riesgos a la salud y medio ambiente        

17. "Conductas imputadas no guardan relación con las funciones objeto de control"

18. "El reproche se centra en ejecución de política pública"        

19. #Procurador intenta cuestionar ejecución de política pública en Bogotá        

20. #Procuraduría no hace control disciplinario, sino "control político de una #revocatoria"

21. Procurador desplazó al elector en el control de una política pública        

22. Cambio de modelo de basura es un asunto de política pública, no disciplinario        

23. Limitación de libertad de empresa es parte de ejecución de política pública         

24. Son los electores quienes deben cuestionar decisiones sobre programa de basuras        

25. #Procurador limita control político y se involucra en la razón de la #Revocatoria        

26. Procuraduría no puede cuestionar legalidad de los actos administrativos        

27. Sala "exhorta a #Procuraduría para que no utilice argumentos destinados a intimidar y
coaccionar al órgano judicial para obtener decisión a favor"

28. Se suspende transitoriamente el fallo hasta que Consejo de Estado decida sobre legalidad

29. Se informa a @JuanManSantos que esta destitución está suspendida        

30. Se protege derecho fundamental al control político y se suspende #Destitución de @petrogustavo

jueves, 12 de diciembre de 2013

Asesor del Procurador amenaza gravemente a manifestantes

Ronald Valencia es un asesor del despacho del Procurador General de la Nación quien realizó una gravísima amenaza contra manifestantes que planean hacer una protesta frente a la Iglesia a la cual asiste el Procurador (Iglesia de los Sagrados Corazones de Jesús y María en el Barrio La Soledad en Teusaquillo). 

Esto fue lo que escribió Valencia en el muro del evento "Besatón por la democracia, en contra de la destitución de Petro" el cual se realizará el próximo domingo:


El asesor del Procurador borró el comentario, pero uno de los participantes del evento logró tomar una foto de la amenaza. 

La foto que se ve en la miniatura del comentario es la siguiente: 

Foto tomada de perfil de facebook de Ronald Valencia 
Estas son las fotos de sus perfiles de facebook, twitter, Linkedin y La Silla Vacía dónde se puede verificar que efectivamente es un asesor del despacho del Procurador General de la Nación.





miércoles, 3 de julio de 2013

Cuando aparecen los nazis

Panfletos de la Unión Nacional Socialista de Colombia. Ver noticia.
Los nazis empiezan a aparecer en las paredes. Luego aparecen en los golpes. Al final aparecen en el gobierno. Son agresivos y dogmáticos. Su principal motor es el odio. El odio a la diferencia. Su arma es la violencia organizada. Su argumento es el grito humillante. Su ideología es la eliminación. Su sueño es nuestra desaparición.

Conversé brevemente sobre esto con amigo en una fiesta gay el domingo pasado. En un momento él dijo: “siento que va a pasar algo con los nazis”. Yo le respondo: “tengo el mismo sentimiento”. Inmediatamente después él me dice: “no creo que pase nada”, yo lo miro y le digo: “nunca se sabe”. Creo que a los dos nos interrogan el renacer nazi. Creo que a muchos, no solo por paranoia sino por malos recuerdos. Los marginales sexuales tenemos el nazismo en lo más profundo de nuestra memoria colectiva. Berlín, la meca homosexual de principios del siglo XX, fue consumida por el fuego nazi. Un triángulo rosa nos marcó para siempre.

Cuando aparecen, estos jóvenes fanáticos son objeto de burla. Algunos los llaman “morenazis” por lo contradictorio de ser latinoamericano y nazi. Más allá de este oxímoron, los nazis están en nuestras calles, en nuestras paredes, en nuestras mentes. Siento que son más y que hacemos poco para detenerlos.

Colombia siempre ha tenido nazis. Mi paisana Silvia Galvis escribió un libro de título escalofriante: “Colombia Nazi”. Recientemente tenemos más odio y más nazis. Ellos fueron alimentados de 8 años de propaganda de odio oficial y ahora por la propaganda católico-fundamentalista del lefevrista.

Los nazis odian la solidaridad social y las libertades. Odian a los débiles y la fragilidad humana. Odian la inteligencia y los argumentos. Odian el placer y la sensualidad. Odian la vida y los sueños. Por eso odian a comunistas y liberales por igual. Colombia vive una confrontación ideológica entre el pensamiento racional y el medieval. Esta generación tiene el reto de llevar al país a la solidaridad, la paz, la libertad y la felicidad. Por eso comunistas y liberales debemos hacer frente común contra el nazismo.

La mejor arma contra el nazismo es la política de la amistad. Una política fundamentada en la empatía y la colaboración. La amistad y la empatía casi siempre están acompañadas de la risa. En esta tierra hemos perdido la risa entre la violencia y la pobreza. Recuperemos la risa, esa es la única virtud política que nos sacará definitivamente de la guerra.

lunes, 17 de junio de 2013

Llegó el día D del matrimonio igualitario

Hace dos años la Corte Constitucional tomó una decisión equivocada: dejar la definición de la igualdad de las parejas del mismo sexo a la discusión política. En la misma sentencia, la Corte tomó una decisión correcta: reconocer las parejas del mismo sexo como familias. Los magistrados decidieron que era demasiado pronto para cerrar un debate polémico y lo pospusieron. El responsable  de esta polémica e incierta solución fue el magistrado Humberto Sierra Porto, algo que contaré más adelante.  Como era de esperarse el Congreso traicionó la igualdad y no estuvo a la altura de su tiempo. No es hora de lamentarnos, es hora de trabajar. La política es ante todo el trabajo de ciudadanas/os comprometidos con su tiempo. 

Al margen de las críticas a esta decisión, el próximo 20 de junio empezará una lucha que tendremos que dar con valentía, organización política y músculo legal. No seremos inferiores en esta lucha por la igualdad. Hace 30 años éramos criminales, hace 20 años no teníamos ningún derecho, hace 15 años no podíamos ser profesores, hace 11 años no podíamos ser notarios. El país y el mundo están cambiando, nosotras/os también hemos cambiado. Nuestra generación tiene voz y poder político que debemos usar para crear un democracia social dónde todos seamos iguales para casarnos, para vivir juntos, para tener hijas e hijos, para ser felices y para vivir bien en la diversidad.

Es momento que todos los sectores democráticos se unan en esta causa por la libertad y la igualdad. Es momento también para que la población LGBTI reclame con su propia voz, una que se sienta fuerte y acompañada. Es momento de unirnos en una gran coalición para lograr, por fin, el reconocimiento de la igualdad plena de todas las familias y de todas las uniones. El movimiento por las familias diversas y por el matrimonio igualitario es un movimiento por una paz social y política larga y duradera. Esta es mi primera invitación: trabaje por sus derechos y por los de sus hermanas/os.

Dos informaciones son clave para el próximo jueves 20 de junio: no hacer uniones solemnes y solicitar matrimonio igualitario. Las razones para no hacer unión solemne se resumen en tres: es un contrato ilegal, discriminatorio y no protege su unión. Como dijo el abogado Germán Rincón Perffeti: “es una relación de tercera categoría”. Es preferible seguir en unión marital de hecho y no hacer una unión solemne. Mauricio Noguera también escribió en su blog sobre los riesgos de esta figura. Quienes quieran realizar su matrimonio igualitario o estén interesados por favor lean esta cartilla de Colombia Diversa o pueden contactar a activistas LGBTI de todo el país o a Colombia Diversa. También pueden escribirme a malbarracin@gmail.com


No se deje engañar por las notarias ni por el gobierno ni la Procuraduría. Nos espera un gran reto, pero en esta lucha también aprenderemos el valor de la dignidad. Nos veremos de nuevo en la Corte Constitucional, el próximo jueves empezaremos de nuevo. 

lunes, 3 de junio de 2013

"Fue como una muerte simbólica": Tania Duarte, activista trans discriminada por Theatron (entrevista)


Tania Duarte es una activista trans y estudiante de filosofía de la Universidad de Cartagena quien fue discriminada por Theatron en el ingreso a la discoteca. 

Según narra la activista se trato de un caso de discriminación racial por parte de este establecimiento. Tania dice: "fue como una muerte simbólica"... ella afirma que la discriminaron se dio "por su color de piel" o "por ser de la Costa Caribe". 

Estas denuncias contra Theatron se han vuelto frecuentes y revelan practicas discriminatorias por parte de actores privados, y aún peor por parte de actores de la propia comunidad LGBTI. 

Tania reflexiona sobre los límites de las políticas públicas y sobre el activismo LGBTI en Bogotá. También menciona la gran paradoja de que "la mejor rumba de Latinoamérica" discrimina a las personas por su color de piel, por ser mujer o por ser pobre. En la entrevista se presentan varias paradojas de los discursos sobre la igualdad, la discriminación y los límites de la inclusión en la vida cotidiana, en este caso en la rumba. 




Comunicado de prensa de los activistas del curso de liderazgo político

Domingo, Bogotá 2 de Junio de 2013
Comunidad social,
Referencia: Acto de Racismo y Discriminación TANIA DUARTE en THEATRON ¡No más Transfobia!
Participantes del Curso Liderazgo Político LGBT EXIGIMOS
Al Club Theatron:
- Que presente excusas públicas por haber cometido un acto de discriminación transfobica sobre la persona de Tania Duarte y todas aquellas personas que históricamente han sido excluidas de este lugar.
- Que aclaren las políticas de admisión con el fin de que se pueda revisar públicamente a la luz de las normas antidiscriminación.
Al Estado colombiano:
- Que las diferentes instituciones responsables de proteger los derechos humanos de todas las personas colombianos y colombianas sin importar su orientación e identidad sexual o identidad y expresión de género.
A la sociedad en general y a las personas LGBT en particular:
- Que asuma una posición de resistencia a través de la no presencia y no asistencia a los eventos y espacios creados por el Club Theatron y los lugares que reproduzcan las dinámicas de transfobia y discriminación en cualquier lugar del país.
- La participación activa y creativa de las personas de los sectores LGBT en el evento de reivindicación transgenerista planeado para una fecha próxima.
El 1 de junio de 2013, la señorita Tania Duarte, mujer trans Cartagenera, afrocolombiana, participante de la colectiva CARIBE afirmativo, y una ciudadana en ejercicio pleno de sus deberes se dirigió al lugar de homosocialización, THEATRON; en compañía de un integrante del colectivo CARIBE afirmativo. La señorita Tania Duarte., fue retirada de la fila, puesta a un lado impidiéndosele el ingreso al lugar mientras su acompañante y otros miembros del equipo organizador y miembros del curso ingresaron, lo que se convierte en un acto claramente de transfobia, segregación que devela unas prácticas sistemáticas en contra de esta población por parte de este establecimiento (THEATRON) y otros similares en el resto del país.
El presente manifiesta que a la señorita Tania Duarte, mujer trans, afrocolombiana y ciudadana en deberes le violaron su derecho a no ser discriminada; acto tipificado en la Ley 1482 de 2011.

Los hechos suceden en el marco del curso LIDERAZGO POLÍTICO LGBT a cargo de VICTORY INSTITUTE GAY & LESBIAN, financiado por USAID y Astraea Lesbian Foundation, con la colaboración, de COLOMBIA DIVERSA, Red Somos, Santamaría Fundación, fundación diversidad, Fundación Radio Diversia, Caribe Afirmativo, transcolombia y Somos Opción.
Esto no es un caso aislado, es la manifestación de una situación sistemática que sufren las personas históricamente discriminadas y marginadas desde el ejercicio de su cuerpo, sus afectos y construcción de vida.

Firman, con indignación:

Tania Duarte (Jaizon Díaz Perez) CC 1143334818
David Escobar Arango CC 98570721
Federico Mejía Álvarez CC 80092817
Julio Cesar Mancera Acosta CC 79615526
Nicolay Duque Aricapa CC 1015405302
Stella Pinzón Giraldo CC 31883944
Bertha Neris Sanchez CC 50917715
Hemel Noreña CC 72148117
Johana Castiblanco CC 1032399938
Ricardo Antonio Montenegro CC 72184525
Maritza Ochoa 52268491
Liliana Paz Ortega 36951667
Laura Isabel Hernández CC 1020411900
Álvaro Ladino CC 1075210029
Juan Sebastián Cifuentes CC 52743789
Luis Felipe Chisco Aponte CC 1013631741
Maribel Palma Palma CC 52490582
Gian Carlos Julio de la Rosa CC 73187491
Sandra Milena Navarro Montemiranda CC 66973805
Laura Fajardo CC 1026255389.
Juan Florian Silva CC 80097915.
Pedro J. Pardo CC 16723302.
Elkin Alfonso Calvo CC 80896303.

lunes, 27 de mayo de 2013

Discursos de odio: el fracaso del liberalismo extremo



El concejal Jorge Durán Silva se refirió a las mujeres lesbianas como “mujerzuelas” en el desarrollo de un debate sobre movilidad. Este es uno más de los discursos discriminatorios que hemos escuchado en los últimos meses contra las personas LGBTI. Desde el sexo excremental del senador Gerlein hasta el comentario del obispo Córdoba que dijo que dar niños en adopción a un gay era como “poner a un diabético en una dulcería”. 

También hemos sido testigos de ataques homofóbicos contra el centro comunitarios LGBTI a través de grafitis amenazantes y de ataques en la radio con la campaña “denuncie su #AyMarikita” de la emisora los 40 principales. Varios funcionarios públicos han hecho comentarios homofóbicos como el comandante de la Armada Nacional quien dijo que en “no aceptaban homosexuales” o los insultos homofóbicos que casi siempre acompañan el abuso policial contra la población LGBTI. Todo esto en un ambiente de renacimiento de grupos neonazis y de extrema derecha.




























Estos insultos homofóbicos han abierto un debate legal y políticos sobre los límites de la libertad de expresión. Algunos activistas consideran que estas expresiones son un hostigamiento a la discriminación, promueven el odio y por tanto deberían ser prohibidas y sancionadas. Otras personas especialmente defensores del liberalismo consideran que estos discursos no pueden ser controlados por el Estado porque equivaldría a una censura o a un control de contenido que afectaría la libertad de expresión.

La tradición jurídica europea, canadiense, australiana y neozelandesa tienden a privilegiar modelos que sancionan expresiones discriminatorias basados en la protección de las minorías. La tradición jurídica norteamericana privilegia la libertad de expresión como un derecho casi sagrado.  En ambos casos, cada tradición tiene razones políticas e históricas para estos debates. Lo que es evidente es que Estados democráticos restringen la libertad de expresión en este caso, sin que cunda la histeria de los dogmáticos del liberalismo.

En este tema he oscilado de un grupo a otro. En un principio era más partidario de la prohibición de discursos de odio y discriminatorios. Luego con los años cambie de opinión y tiendo a privilegiar la libertad de expresión en este tipo de debates, especialmente durante el debate de intento de censura del programa juvenil "el mañanero" de la Mega que terminó con la sentencia T-391 de 2007. En general no creo en la prohibición, ni mucho menos en la penalización de ciertas conductas. Sin embargo en este caso creo que es posible una regulación ante ciertas circunstancias. 

Simpatizo con ambas posiciones jurídicas y con los valores de los partidarios de la igualdad y de la libertad de expresión. También entiendo el dolor de ser insultado por mi orientación sexual y tengo claro que las expresiones discriminatorias y de odio pueden tener relación con la violencia. Los hechos homofóbicos en Bogotá, Buenos Aires, Brasil, New York, París, Uganda o de cualquier lugar casi siempre están acompañados con expresiones discriminatorias.

La historia de las personas LGBTI está llena de discursos de odio. Bien sea nuestra historia personal o los procesos históricos más largos. El discurso de odio es constitutivo de nuestra identidad y de nuestra comunidad. El discurso de odio no es solamente palabras inofensivas, es sobre todo un acción política contra la diferencia. 

Quien pronuncia un discurso de odio busca producir efectos sobre el grupo que es insultado. El primer efecto es producir miedo. El miedo es esencial en la preservación del estatus quo. El segundo efecto es la humillación. El miedo y la humillación le envían un mensaje a quién es discriminado: “su vida no vale nada”. Cada discurso de odio, repetido una y otra vez busca crear identidades e ideas de sociedad. El discurso de odio busca deshumanizar para facilitar la eliminación. Por eso todos los genocidios han estado precedidos de discursos de odio.

Imaginemos por un minuto un mundo lleno de discurso de odio, dónde cada uno tenga el derecho a odiarse y a gritárselo cada día sin control. No quisiera vivir en un lugar dónde mi dignidad pueda ser pisoteada por cualquiera sin ninguna protección legal. Tampoco creo que sea justo que quienes somos ofendidos y discriminados tengamos que soportar la carga de aprender a vivir con palabras injuriosas. Quienes están a favor de la libertad de expresión en los casos de discursos discriminatorios y de odio se toman muy a la ligera el daño moral que nos producen las palabras. 

Muchos de los liberales dicen: “hay que combatir el discurso de odio con discurso democrático”. Pero estamos viendo todo lo contrario. Creo que un modelo de libertad total del discurso de odio y discriminatorio está naufragando. Estamos presenciando una epidemia de odio y parece que el liberalismo extremo no es una buena solución. Esto también es un mea culpa porque también me he equivocado en recetar esta medicina.

Mi invitación es que nos tomemos en serio los discursos de odio y que creemos una regulación que garantice la dignidad de las minorías y la construcción de una vida común incluyente y diversa. El odio es la contaminación de la vida política, por eso debemos prevenirlo y remediarlo.

Esta reflexión nació leyendo el libro “el daño en el discurso de odio” de Jeremy Waldron que resume parte de este debate y que me sirvió para cambiar de opinión y tener pensamientos más equilibrados en este difícil tema. Algo que me sorprendió mucho de ese libro fue cómo los filósofos de la ilustración Voltaire y Diderot estaban en contra de expresiones que fomentan la discriminación. Waldron cuenta que Voltaire escribió sobre los musulmanes en su diccionario filosófico: “Odio tanto la calumnia, que hasta me sabe mal que se imputen muchas tonterías a los turcos, aunque los detesto, porque son tiranos de las mujeres y enemigos de las artes”. Regularmente se cita a Voltaire para atribuirle esta frase: “No comparto lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo”. Según Waldron y otros, no existe referencia textual para esta atribución a Voltaire y que todo se debe a la biografía escrita por Evelyn Beatrice Hall. En otras palabras, el príncipe de la libertad de expresión nunca dijo eso que se le atribuye, pero si escribió contra los discursos de odio. El curioso poder de la repetición de las ideas.

Voltaire
Sin duda los discursos radicales pueden tener funciones sociales como fomentar la controversia, como argumenta J.S Mill o R. Dworkin, o tener conexiones auténticas con la autonomía como argumentan Edwin Barker. No digo que el debate sea fácil, pero no podemos cerrarnos a darlo porque es quizás uno de los casos legales más importantes de nuestro tiempo.

Discutamos un modelo que permita regular estos discursos en la esfera pública teniendo en cuenta la dignidad, la inclusión y la libertad de expresión. Podemos analizar caso por caso y diferenciar diversas expresiones. La Alta Comisionada de Naciones Unidas abrió un debate interesante sobre este tema en el llamado plan de Rabat para combatir la incitación al odio. En este documento realizado por expertos de muchas tradiciones legales se invita entre otras cosas a crear definiciones fuertes de estos comportamientos, analizar la proporcionalidad y necesidad de las restricciones, proteger los discursos políticos y científicos, aprobar leyes comprensivas contra la discriminación y tener en cuenta elementos esenciales como el contexto, el hablante, la intención, el contenido, la forma, la extensión y la conexión entre palabra y acción. (Un buen resumen del derecho internacional en la conferencia de Navi Pillay en London School of Economics


Creo que el modelo de liberalización total de los discursos de odio y discriminatorios está produciendo efectos negativos que pueden poner en riesgo nuestra vida en sociedad. El concejal Durán Silva simplemente quería insultar a las mujeres lesbianas. Eso no aporta nada al debate público y parcializa su actividad como funcionario público. La libertad de expresión no es un dogma de fe, por el contrario es un derecho que como todos debe ser regulado racionalmente a través de un debate democrático cuando se abusa de él. No existen derechos absolutos ni políticos todopoderosos. Por todo esto creo que el concejal debería ser sancionado ejemplarmente con el fin de evitar que se siga extendiendo esta epidemia de odio en la esfera pública.